domingo, 10 de octubre de 2010

Desarrollo de habilidades (4 a 6 meses)



Hace ya algún tiempo escribí un post sobre un libro que compré de la Dra. Miriam Stoppard, "Las primeras habilidades del bebé" y compartí algunas actividades para que los papás apoyemos a nuestros nenes en el desarrollo de diversas habilidades... en esa ocasión me enfoque a ejercicios indicados para bebés desde los 0 hasta los tres meses, así es que como Nicolás ya está un poco más grandecito, saqué mi librito del librero y me puse a leer sobre la estimulación que corresponde a su edad (ya tiene 4 mesesotes). 

Ya saben lo que sigue ahora, la parte en donde les comparto lo que acabo de aprender:

De 3 a 4 meses
  • Movimiento: Siéntalo con la espalda derecha durante algunos momentos del día. Estimula el control de su cabeza haciendo "lagartijas " para bebé, colocándolo bocabajo de manera que se levante sobre sus manos.
  • Mente: Tu bebé ya puede distinguir color, forma, tamaño y posición, así es que estímula su percepción mostrándole objetos nuevos y llevándolo a lugares que no conozca. Intenta que la hora de comer y del baño se vuelvan rituales, haciendo algunas cosas de forma repetitiva. 
  • Sociabilidad: Manten conversación permanente con tu bebé, tratando de imitar los ruiditos que produce. En este momento aprenderá a ser gracioso, cuando juegues con él o haga algo gracioso ríete junto con él, pues de esa forma recibirá retroalimentación importante, sabrá que los demás están satisfechos y contentos. La risa es muy buena para él, pues pondrá mayor atención a ciertas actividades y estimulará su sistema inmunológico.
  • Manos: Dale una sonaja de manera que el bebé pueda hacer ruido con ella. Ofrécele juguetes de diferentes texturas para que las sostenga con las dos manos y si puedes cómprale un gimnasio para bebé. Este es un momento crucial para jugar con los deditos de sus manos y pies.
  • Habla: estimula a tu bebé a que imite los sonidos que tu produces. Si has detectado que hace sonidos para expresar sentimientos (risas cuando está contento, ruiditos de queja, etc.) házle saber que lo estás entendiendo.

De 4 a 5 meses
  • Manos: Hay que continuar colocando juguetes en sus manitas abiertas, debes seguir jugando con los deditos de sus pies y manos. Puedes colocar cerca de él hojas de papel, ropa o sábanas para que las estuje.
  • Sociabilidad: El tono de voz enojado le comenzará a molestar a tu bebé, así es que se detendrá cuando escuche tu voz disgustada, esta es la base para la disciplina futura, así es que lo único que necesitas hacer es cambiar el tono de voz para que entienda que desapruebas lo que está haciendo.
  • Habla: Durante este mes hay que ensayar con el bebé sonidos de diferentes vocales y consonantes. Pudes empezar a desarrollar con tu bebé signos no verbales para comunicar sus necesidades, como aferrarse con fuerza cuando no quiere que lo dejen solo, empujar algo cuando no lo desea, volterar la cabeza para indicar que algo no le gusta.
  • Mente, para motibar a tu bebé a imitar, realiza con él juegos que tengan rimas y acciones. Ofrecele objetos para que los sostenga y los analice pues así combina habilidades intelectuales y de manipulación.
  • Movimiento: Como tu bebé ya ha ido fortaleciendo su cuerpo comenzará a intentar girar sobre sí mismo, por lo que se recomiendan juegos en el suelo que impliquen rodar. También puedes comenzar a realizar juegos saltarines sobre tu rodilla.


De 5 a 6 meses
  • Habla: tu bebé comenzará a entender que hay turnos en las conversaciones, ensaya eso con él. Colócalo frente a un espejo para que converse con su imagen. Practica junto con tu bebé su nuevo repertorio de sonidos, sobre todo la vibración de labios y los soplidos. Ya empieza a responder a su nombre, así es que llámalo por su nombre el mayor tiempo posible para que empiece a tener conciencia de sí mismo. Cántale, recítale y lean juntos cuentos donde pueda señalar e imitar sonidos.
  • Movimiento: Trata de jugar con él mientras está sobre su pancita para que fortalezca sus músculos y en el futuro se le facilite gatear. Ejercita sus rodillas haciendo juegos en los que flexione y extienda las piernitas rebotando.
  • Sociabilidad: Haz que se toque su cara y dile "hola" cuando lo haga, también haz que toque su imagen en un espejo. Enseñale a demostrar afecto con palmaditas y caricias y muéstrale libros de animales con sus crías.
  • Mente: motiva a tu bebé a que hable con su imagen en el espejo. Juega con tu bebé al escondite, puede ser que él sea el que se esconde (ya sabes "¿dónde está el bebé?") o que te escondas tú o un juguete, así lo estimularás a buscar y encontrar.
  • Manos: estimula a tu bebé a que tome objetos grandes con una sola mano, de modo que vaya desarrollando su motricidad fina. Ayúdalo a que sostenga él solo su biberon y aprenda a llevárselo a la boca sin ayuda. Comienza a permitirle que coma algunas cosas sólo ofreciéndole trozos de alimento fáciles de agarrar y que no se le puedan atorar en la garganta (esto a partir de los 6 meses).

Como siempre, espero que esta información les sirva para estrechar lazos con sus pequeños y para ayudarlos a desarrollar sus habilidades en cada etapa de crecimiento. 

Como ya es hora de dormir, se depide La mamá de Nicolás.

2 comentarios:

CuriosiJaz dijo...

Yo también busque la forma de desarrollar las habilidades de mi hijo, aveces pienso que no quiere hacer las cosas, nose si le cueste trabajo, luego pienso tal vez porque nació de 8 meses y medio, le falto desarrollarse, aveces pensaba que la estimulación no le servía porque él seguia actuando igual, ahora pienso que si no le hubiera hecho nada, si no hubiera jugado con él y no hubiera intentado... quien sabe que sería de mi hijo, creo que él tiene su tiempo y cuando quiera hacer las cosas las va a hacer, no debo presionarlo, pero seguiré jugando, intentando desarrollar sus habilidades y estimulando su imaginación y aprendizaje.
Gracias por compartir.

La mamá de Nicolás dijo...

Claro !!! los bebés siempre se desarrollarn a diferente velocidad, cada uno es diferente, pero seguro que jugar con ellos y estimularlos los ayuda, no sólo a desarrollar habilidades, también a estrechar lazos afectivos, que es más importante.

Un abrazo