miércoles, 6 de octubre de 2010

Del cajón de los recuerdos



Ustedes no lo saben, pero desde que estaba en secundaria he tenido la costumbre de escribir. En el cajón de mi buró guardo algunas libretas llenas de recuerdos de mi vida, de garabatos que he ido coleccionando con los años. Hoy, gracias a una de las personitas que sigo en el Twitter recordé que hace un año fui al concierto de Depeche Mode en el DF, ese fin de semana me enteré que estaba embarazada... así es que corrí al cajón de los recuerdos, saqué la más reciente libreta (o diario si así lo quieren llamar) y descubrí que lo último que escribí (el 4 de octubre del 2009 para ser exactos) fue lo siguiente:

"Estoy acostada en mi cama, muriéndome de calor, escuchando por la ventana abierta una de tantas fiestas que suelen organizar nuestros vecios del Pueblito, que con sus tradiciones y folklore aprovechan cualquier ocasión (de verdad cualquiera) para organizar la pachanga y reventarse... los motivos van desde la famosa Virgen del Pueblito, pasando por cuanto santo y advocación se les atraviese, hasta las posadas, las bodas, los XV años, el aniversario o el cumpleaños; hoy se debe estar festejando algún evento religioso pues, como es acostumbrado en estos casos y en domingo, hubo fuegos pirotécnicos y toda la cosa.

Es lindo vivir por estos rumbos y disfrutar desde lejos estas celebraciones del "pueblo", es bonito dárse cuenta que todavía sobreviven tradiciones y costumbres que la comunidad comparte, sobe todo porque con tan sólo abrir la ventana en un día caluroso de ¡¿octubre?! se puede escuchar la banda y el bailongo, o bien disfrutar del espectáculo de fuegos artificiales por la ventana del cuarto de la tele... me gusta, lo disfruto y creo que vale la pena detenerme a reflexionar sobre ello para recordarlo en el futuro, cómo sentada desde el futón puedo disfrutar de la celebración de mis vecinos, quienes seguramente harán San Lunes, pues eso de tener fiesta el domingo a las 12:00 de la noche no creo que les ayude mucho a madrugar al día siguiente, a menos de que amanezcan en la fiesta jajaja.

Pues bien, mi intención "literaria" del día de hoy era hacer un recuento del fin de semana en "Chilangolandia", pero el calor no ayuda, ni la posición en la cama, ni la mano cansada de escribir, así es que guardaré la intención para otra ocasión, porque hasta la letra me está saliendo horrible. Luego les contaré del concierto de Depeche Mode en el Foro Sol, la travesía desde Querétaro, el agotador ingreso al evento, el regreso a casa de los abues y el clásico desayuno en Sanborns, me voy... pero volveré !!!

Buenas noches, mañana hay que levantarse a dar clases a las 7:00."

Eso fue lo último que escribí en mis queridas libretas, el fin de semana que empecé a sospechar que estaba embarazada pues aún cuando no había tomado ni un gota de alcohol, me sentía como "cruda" (con resaca) y además tenía sueño como si no hubiera dormido ni un minuto en una semana. El lunes siguiente (5 de octubre del 2009), después de dar clases fui a comprar una prueba de embarazo al super y llegando a casa me enteré que iba a ser mamá!!!. 

El papá de Nicolás se encontraba fuera de la ciudad por cuestiones de trabajo, así es que estuve cerca de una hora meditando si le avisaba por teléfono o me esperaba a que regresara a Querétaro para darle la noticia, Finalmente no pude aguantarme las ganas y le llamé por teléfono para decirle que iba a ser papá... cuando se enteró (traté de que lo adivinará pero me costó mucho trabajo jajajaja) lo único que pudo decir fue "no manches", frase que repitió como mil veces jajajaja. Esa misma semana me hice una prueba de sangre y visitamos al ginecólogo quien me dijo que estaba "muy embarazada" jajajaja. El fin de semana siguiente le avisamos a los abuelos y tíos de Nicolás que venía en camino un nuevo integrante de la familia, que en ese entonces era conocido por "lo bebé", pues todavía no sabíamos de qué género era.

Hoy, después de un año, me sorprendo de lo rápido que pasa el tiempo y de lo mucho que ha cambiado mi vida para bien. No puedo más que agradecerle a la vida y a Dios por haberme dado tan lindos regalos.

Llena de nostalgia y felicidad, se despide La mamá de Nicolás.

3 comentarios:

CuriosiJaz dijo...

Soy yo otra vez... que buena tu costumbre de escribir, yo también tengo un diario y no se me había ocurrido hacer un blog, no tengo mucha experiencia, como mamás tenemos experiencias similares y de verdad me encanta compartir esta súper fase de mi vida con mamás tan encantadoras y comprometidas con su labor de ser madres. Gracias por compartir y Felicidades por tan bellos recuerdos.

Viviana de MamásyBebés dijo...

"muy embarazada" ajajaja eso me dijo el mio, tambien.

q lindo poder recordar estas fechas... son inolvidables.

La mamá de Nicolás dijo...

Pues si, acostumbraba llevar un diario, ahora escribo mi blog... aunque sería bueno retomar la vieja costumbre.

Me encanta poder compartir con ustedes y que ustedes también compartan conmigo esta aventura de ser mamás.

Gracias por sus palabras, pues me motivan a seguir escribiendo.

Les mando un fuerte abrazo ;)