lunes, 22 de noviembre de 2010

Fin de semana de solteras



Solamente faltan dos fines de semana para que una de mis mejores amigas se case, la conozco desde que llegué a vivir a Querétaro, hace casi 15 años, así es que estamos muy emocionadas. El sábado pasado se organizó su despedida de soltera así es que el papá de Nicolás y mi pequeño se fueron a casa de los abuelos de Nicolás (los papás de su papá) para que yo me pudiera reventar a gusto jajaja. 

No saben cómo disfruté estar con mis amigas y divertirme como cuando era soltera. La fiesta estuvo divertidísima porque (ustedes no están para saberlo, ni yo para contarlo) hubo clases de tubo, tips de una sexóloga, juegos picantes, comida, alcohol y todo lo que se acostumbra en este tipo de fiestas. Además fue despedida/pijamada, así es que las que somos amigas más cercanas nos quedamos a dormir en la casa de una de las anfitrionas, por lo que nos amanecimos en el chisme.

Yo creo que dormí cerca de 4 horas en total, así es que el domingo estaba cansadísima, lo bueno es que hubo chilaquiles para desayunar, lo que me motivó a levantarme de la cama jajajaja. Como siempre sucede en estos eventos, la casa amaneció como campo de batalla, intentamos levantar un poco el tiradero, pero creo que no fue suficiente, compadezco a quien tuvo que terminar de limpiar jejeje. Lo bueno es que la novia se la pasó bomba y disfrutó de esta fiestecilla.

El domingo a eso de las 3:00 de la tarde por fin regresé con mis chicos, fui a casa de mis suegros en donde estaban conviviendo todos muy agusto. Nicolás estaba feliz con sus abuelos y su papá encantado porque habían ganado los pumas, así es que todo nos salió como esperabamos durante el fin de semana. Una vez que Nico terminó de comer, todos los demás tuvimos nuestro turno y salimos a comer a la calle. A las 7:30 de la noche ya estábamos en casita muy cansados pero satisfechos. Nicolás cenó y se durmió y detrás de él yo porque ya no podía ni con mi alma jajaja. 

Así es que como verán mi fin de semana de soltera fue todo un éxito, me parece que siempre es bueno que, aunque ya seas máma, te des la oportunidad de seguir saliendo con tus amigas y divertirte cada vez que haya chance, el chiste es que le des un espacio a todos tus roles para mantener el equilibrio, en mi caso soy muy afortunada de tener a un esposo comprensivo y que me apoya en mis loqueras.

Muy divertida y muy fatigada, se despide La mamá de Nicolás.