jueves, 18 de noviembre de 2010

Una biblioteca para tus hijos




Hace algunos días publiqué unas entradas referentes al fomento de la lectura en los niños pequeños, pues últimamente he estado tratando este tema con mis alumnas de la Licenciatura en Educación Preescolar. Como tengo bastante material en referencia este tema que me apasiona, decidí compartir un poco más de esta información para apoyar a los papás y mamás que están interesados en que sus hijos amen la lectura.

En esta ocasión tengo ganas de darles algunos tips sobre cómo hacer una pequeña biblioteca en casa para sus pequeños, pues justamente ayer dediqué un tiempo de la tarde a organizar los libros y cuentos de Nicolás (que ya tiene bastantes) y aunque todavía no termino, me pareció un buen tema para tratar, pues es común que cuando los pequeños tienen un espacio especial para leer y acurrucarse muestran más interés por la lectura; además, este lugar puede servir para guardar y organizar los libros de tus hijos, revistas, periódicos, folletos y materiales para escribir... el chiste es que los chicos se sientan cómodos y relajados pero, sobre todo, motivados para leer. Así es que ahí van los consejos promovidos por RIF (Reading Is Fundamental):

  1. Elijan juntos, tú y tu hijo o hijos, el lugar indicado para establecer la Biblioteca. De preferencia debe ser un lugar silencioso y con luz, lejos del televisor y de otras distracciones.
  2. Planifiquen juntos cómo acomodar y decorar el lugar, con suficiente espacio para libros y un área para sentarse cómodamente. Trata usar las ideas de tu hijo lo más que se pueda para que se sienta parte del proyecto.
  3. Utiliza un armario viejo para los libros (bueno está bien, si quieres y puedes, puede ser nuevo jajaja); si no tienes uno, házlo usando cajas o canastas. Si tu niño es pequeñito y existe el riesgo de que jale el armario o las cajas, entonces asegura bien el librero o las cajas para evitar accidentes.
  4. La idea es que tus pequeños puedan usar su propia biblioteca para guardar sus libros personales o los libros de la biblioteca pública (o de la escuela) que hayan pedido prestados (hay que asegurarse de que no se confundan para no tener que pagar recargos jajaja). Mantén los estantes de su biblioteca bien surtidos con libros de la biblioteca pública, de la librería o de las ventas de libros usados, o bien, revistas, cómics, folletos o audiolibros.
  5. Permite que tu niño decida cómo organizar sus libros: por título, por autor o por tema. Siempre que puedasm permite que tus hijos seleccionen sus propios libros y material de lectura.
  6. Trata de darle a tus niños libros, libros de caricaturas o suscripciones a revistas, como regalos en ocasiones especiales para que vaya aumentando su colección.
  7. Deja materiales de lectura por todas partes de la casa: libros, revistas y catálogos atractivos y brillantes. Dile a tus pequeños que pueden tomarlos para ponerlos en la biblioteca.
  8. Establece algunas reglas sobre el tiempo que tus hijos pueden pasar en la biblioteca. Por ejemplo, motiva a tus niños a ir a la biblioteca en los días en que han pasado más de una hora frente a la TV o con juegos de videos.
  9. Usa la biblioteca para exhibir los trabajos de arte y de escritura de tus nenes. Además de los libros, ten a la mano papel, lápices, lapiceros y crayones. Pega los trabajos de los pequeños en las paredes del librero o en una pizarra en la pared.
  10. Asegúrate de crear un ambiente muy cómodo y atractivo con almohadones o cojines, frazaditas, o sillas suaves para que los niños se sientan a gusto.
Esperando que varios papis se animen a establecer una biblioteca en casa, se despide La mamá de Nicolás.

3 comentarios:

CuriosiJaz dijo...

Como siempre, me encantan tus consejos, afortunadamente ya hemos tomado algunos, por sentido común, sin haberlo leido, después te cuento algo sobre los libros de Leo. un beso.

Lizpe dijo...

Excelente entrada!
Ya me diste la idea de ¿qué hacer este fin de semana? a lado de mi enano.

Gracias Totales!!

La mamá de Nicolás dijo...

Me da mucho gusto que les gusten mis tips jejeje, espero saber pronto cómo les ha ido con esto del fomento de la lectura con sus enanos.

Un abrazo