sábado, 8 de octubre de 2011

Botiquín en casa



Ahora que Nicolás está tomando más confianza en esto de caminar y correr por toda la casa, se imaginarán que los golpes y caídas han estado a la orden del día. La última vez se golpeó contra el filo de la mesa y se abrió un poco la encía... pensé que era un buen momento para revisar el botiquín que tenemos en casa y dejarlo preparado para cualquier emergencia.

Estuve investigando en Internet (ya sé, como siempre de intensa jajaja) y me encontré con una página española muy completa sobre el tema de seguridad en casa (infanciasegura.es), les comparto los puntos más importantes que hay que saber sobre los botiquines en el hogar:

  • Cuando tenemos varios medicamentos en el botiquín (como es nuestro caso por eso de las alergias de Nicolás), es muy importante que no los saques de sus empaques ni les quites las etiquetas. Aunque tengas muy buena memoria es mejor estar seguros y saber de qué medicamento se trata, qué gramaje tiene, su fecha de expiración, así como las indicaciones y contraindicaciones del mismo. Nunca te confíes en lo que crees saber.
  • Siempre hay que verificar que los medicamentos no hayan expirado y que estén en buen estado, de lo contrario hay que desecharlos.
  • Hay que tener en cuenta que tener un botiquín no significa llenarlo de medicinas, sino disponer de pocos elementos pero bien escogidos para combatir ciertas situaciones comunes en los niños que pudieran presentarse de improviso.
  • Cuando decidas el lugar en el que estará ubicado el botiquin, ten en cuenta que los medicamentos deben guardarse en un lugar seco, oscuro y con una temperatura y humedad poco elevada. Hay que tener presente que el sitio elegido no esté al alcance de los pequeños para evitar accidentes.
  • Los elementos necesarios con los que debe contar un botiquín son:
    • Curitas de todos tipos y tamaños (así le decimos en México a las tiritas o banditas).
    • Algunas vendas de diferentes tamaños.
    • Gasas estériles.
    • Micropore (que son esas cintas como de papel que sirven para fijar las gasas a la piel).
    • Alcohol y agua oxigenada.
    • Algodón hidrófilo (es decir, que absrobe agua fácilmente).
    • Algún antiséptico desinfectante (el yodo es una buena opción).
    • Termómetro (yo tengo uno muy bueno de Safety 1st).
    • Gotero.
    • Medidor para medicina (hay muchas presentaciones).
    • Analgésico (como el paracetamol).
    • Antigripal.
    • Antinflamatorio.
    • Suero fisiológico.
    • Solución oral rehidratante.
    • Crema o pomada antibiótica para heridas.
    • Guía de primeros auxilios y teléfonos de emergencia (incluyendo el teléfono del pediatra de tus pequeños).


Así es que ya tienen los elementos importantes, ahora los invito a que le echen un ojo a su botiquín, revisen que sus medicinas no hayan caducado y complementen con los productos que hagan falta. Como decimos en mi tierra "más vale prevenir que lamentar".

Organizando el botiquín familiar, se despide La Mamá de Nicolás.


3 comentarios:

Karen Marcial dijo...

Interesante entrada. Mi pediatra me recomendaba tener también medicamento para el vómito y la diarrea (recomendados por tu médico), para que en un caso especial, puedas llamarle al médico y bajo su consejo administres de forma inmediata estos medicamentos por las consecuencias que el vómito y la diarrea traen.

Saludos.

rose ceron dijo...

Me encantó la entrada, creo que es súper importante que estemos informadas acerca de las emergencias que pueden presentarse. justo encontré una página donde hay varios tips interesantes acerca del tema , se las comparto y espero que sea de ayuda http://on.fb.me/hJWPRe Saludos!!!

Botiquín dijo...

En el botiquin para casa, no puede faltar la citronella ya que su uso moderado es muy bueno como repelente natural de mosquitos e insectos.