domingo, 23 de enero de 2011

Reporte del fin de semana



La semana pasada estuvo pesadita con eso de que tuve migraña por 3 días y después me atacó la gripa... el viernes por fin comencé a sentirme mejor, a recuperar energía y hacer cositas que dejé de hacer porque nomás no daba una.

El viernes en la mañana fui a la escuela para aplicar el examen semestral a mis alumnas de la Licenciatura en Educación Preescolar y en la tardecita me lancé al centro de mi hermosa ciudad (Querétaro) para darle su abrazo de despedida (y correspondiente bendición) a una de mis queridas amigas de la prepa que en un par de días emprende una gran aventura viajando a Francia para estar con su amorcito, su hermana y estudiar francés... estoy segura que le irá de maravilla pues su buena vibra y energía positiva le encantará a los francesitos que se encuentre por allá.

El sábado regresé de nuevo a la maestría para cursar mi último tetramestre (qué emoción!!! después de casi tres años ya quiero terminar), así es que ya nada más me falta cursas dos materias para terminar y titularme como Maestra en Ciencias de la Educación. Por la tarde estuvimos un rato en casa de los abuelos de Nicolás (los papás de su papá) y platicamos por Skype con sus tíos que están del otro lado del charco. Más tarde el papá de Nicolás se fue al estadio para ver perder a los Gallos (nuestro equipazo de soccer) y los demás nos fuimos a comer comidita Yucateca a "El 9".

Hoy en la mañana desayunamos en casita con el abuelo de Nicolás (el papá de su mamá) quien amablemente nos ayudó a instalar un trique para que Nico de brinquitos y fortalezca sus piernas. Yo adelanté mis tareas de un taller que estoy tomando el línea, llamdo "El arte de la tontería" y con el cual estoy feliz porque me divierto mucho haciendo las hojas de trabajo. A la hora de la comida, el papá de Nicolás y yo continuamos con la comida mexicana y nos lanzamos a "María y su bici" a comer comida oaxaqueña de-li-cio-sa. Como a las 6:00 de la tarde emprendimos el regreso a nuestra casita, Nicolás cenó y se quedó dormidita y ahora su papá ve el partido de americano Steelers contra Jets (por supuesto le va a los Jets) y yo me pongo al corriente con mis redes y el blog.

Así es que este ha sido un lindo y provechoso fin de semana en familia, lo cual no cambiaría por nada... me encanta pasar el tiempo con mis muchachos, salir a pasear, comer y disfrutar la vida que para eso estamos aquí.

Esperando que hayan tenido un lindo fin de semana, se despide La Mamá de Nicolás.

2 comentarios:

Virgini@ dijo...

K guay no habeis parado, me alegro un montón...
Gracias, feliz semana para ti y para tu family ok
Bss wapa !!!

Zary dijo...

Mamá de Nicolás, te cuento que mi fin de semana estuvo bastante raro. Ya se acabaron las vacaciones y estamos de regreso con Sara en nuestra casa en Bogotá. Afortunadamente no está haciendo mucho frío y el sol brilla todos los días. Sin embargo, extraño mucho a mis papás, mi casa y mi mar... me siento un poco sola, después de pasar un mes rodeada de la familia...bueno, ya me acustumbraré de nuevo a mi rutina con Sara y a nuestra realidad, viviendo en una ciudad como la nuestra...feliz semana ;)