jueves, 20 de enero de 2011

Mamá tiene migraña



El último par de días han sido terribles... en otras ocasiones ya les había comentado que padezco de migraña y que a veces me dan ataques muy fuertes; pues bien este ha sido un ataque horrible, que me ha durado desde el martes por la mañana hasta ahora, que ya me siento un poco mejor, pero no ha desaparecido el dolor por completo.

Esto de ser mamá y sufrir de migraña está de terror... hace un rato estuve analizando cuándo fueron las últimas veces que me dió migraña desde que nació Nicolás y creo que esta vez ha sido la peor por varias razones: el ataque me dió entre semana, lo cual quiere decir que además de cuidar a Nicolás hago un montón de cosas más (tuve que ir a la escuela por unos documentos, ir a sacar copias, llevar a Nicolás a la guardería, ir por él antes de la comida, hay que preparar clases, escribir en el blog, etc.), quienes podrían ayudarme a cuidar a mi niño están tan ocupados como yo, los momentos en los que podría descansar se reducen considerablemente... total que no está padre.

Hoy, ya han pasado 48 horas y el dolor sigue, he intentado TODO, todas las medicinas que había en la casa para la migraña (no me malinterpreten, todas con precaución y esperando el tiempo necesario), aromaterapia, óleo 33, HeadOn (un tubito que quita el dolor local) parches de gel frío, dormir, comer, masaje en la cabeza, baño con agua tibia, baño con agua fría, tomar té... en fin, todo lo que se me ha ocurrido y nomás no lo logro. 

Supongo que una de las razones por las que no he conseguido controlar el dolor es que todo el tiempo estoy pensando en lo que tengo que hacer, en lo que no he hecho, en cómo está Nicolás (si ya comió, si ya durmió, si hay que cambiarle el pañal, si hay que bañarlo), así es que mi cabeza no ha dejado de trabajar y por lo tanto no me he relajado lo suficiente como para recuperarme. Hoy intentaré con un masaje profesional y unos ejercicios de respiración y a ver cómo me va. 

(Esto de ser mamá migrañosa NO es fácil... tendré que ir descubriendo nuevas formas de manejar esta situación)

Mientras tanto, con la cabeza pulsante, se despide La Mamá de Nicolás.

2 comentarios:

Veroni dijo...

Hola mama de nicolas!! te acabdo de encontar y si es dificil ser mama con migrañas!!! animo y paciencia!!!!
http://mividacomomama.blogspot.com/

Zary dijo...

Pobre.. nunca he sufrido de migraña, ni me he enfermado de nada desde que nació Sara pero me puedo imaginar lo duro que debe ser... ya que viene el fin de semana trata de relajarte para que tu cuerpo se tome el tiempo que necesita y, por fin, te sientas bien otra vez. Muchas suerte y mil deseos de que te deshagas de la migraña de una vez por todas. Un abrazo.