miércoles, 5 de mayo de 2010

Pediatría práctica para papás


El pasado lunes el papá de Nicolás y yo fuimos a nuestra cita mensual con el doctor Pacheco (mi fabuloso ginecólogo), además de revisar cómo iba mi super enfermedad respiratoria hizo su revisión de rutina... me pesó, me tomó la presión, midió mi pancita y vio a Nicolás por el ultrasonido, el chamco está muy sano, no para de moverse, sus medidas y peso son las adecuadas, pero además, ya está super apuntado para salir al mundo, pues desde la última visita ya se había acomodado y ahora está totalmente encajado. 

Después de revisar algunas cuestiones en referencia a esta última etapa del embarazo (para esto mi doc es muy específico, nos explica TODO), se llegó a la conclusión de que esta semana (semana 36) debería mantenerme en absoluto reposo pues no queremos que Nicolás nazca todavía pues aunque ya está grandecito, todavía sería un bebé prematuro. La idea es que a partir de la semana que entra llegue al mundo cuando le parezca mejor, así es que por ahora he estado encerrada en mi casita, la mayor parte del tiempo recostada.

Como se imaginarán eso de estar todo el día encerrada no es tan divertido como parece, así es que una tiene que buscar varias distracciones para no entrar en la desesperación total. Además de ponerme a calificar algunas cositas de la escuela, ver la tele y estar un  rato en Internet, ayer decidí ponerme a leer un poco (soy fanática de la lectura y por supuesto ya tengo varios libros sobre esto del embarazo y los bebés). Pero antes de continuar con mi anécdota lectora quisiera hacer un breve paréntesis...

Pues bien, muchos de ustedes no lo saben (algunos están enterados) pero mi mamá es la tercera de seis hermanos (4 mujeres y dos hombres). Felipe, su hermano mayor (quién también fue mi padrino de confirmación) tuvo una experiencia de vida que ha marcado a muchas personas en los últimos años, pues cuando tenía unos 50 años de edad descubrió que padecía una enfermedad neurológica degenerativa, que muy pocos conocen, llamada esclerosis lateral amiotrófica (que no es la misma que la esclerosis múltiple) la cual es progresiva y hasta el momento no tiene cura. Tristemente debido a que esta enfermedad sigue siendo un misterio de la medicina, poco a poco fue dejando a Feli sin movilidad en sus piernas y brazos, obligándolo a usar una silla de ruedas y más adelante a retirarse de su amada profesión como pediatra. 

Para no hacerles la historia muy larga, el progreso de la enfermedad llevó a Feli a tomar la decisión de realizarse una traqueostomía y utilizar un ventilador para poder respirar, ya que la esclerosis lateral afecta a las neuronas encargadas de la motricidad provocando la pérdida de los movimientos voluntarios de quien la padece, incluyendo los músculos que ayudan a la respiración; es decir, sin este procedimiento no hubiera sido capaz de respirar por cuenta propia. Ante esta situación, tan difícil para todos y sobre todo para él, ya que sus funciones cognitivas y sensibles no se ven afectadas por la esclerosis, decidió seguir ocupando su mente y sus conocimientos a través de otros proyectos. Uno de ellos fue la creación de una página web en la que se brindara información pediátrica relevante para papás de diferentes regiones del mundo y que sirviera como un medio de comunicación en la que los papás pudieran hacer preguntas y que se las resolvieran con la confianza de que la respuesta era proporcionada por un especialista. 

Los otros dos proyectos se enfocaron al área editorial, en sus últimos días y con la ayuda de algunas personas Feli escribió dos libros, el primero llamado "Cambio de Rumbo" en el que comparte su experiencia desde que se enteró de su enfermedad y el segundo, "Pediatría práctica para papás" enfocado a dar consejos útiles a papás primerizos en referencia a la salud de sus bebés.



Total que les comparto esta historia porque para mi es un honor decir que Felipe Luna Sánchez fue mi tío y porque ayer, en menos de una hora leí su librito de Pediatría práctica para papás, lo cual me dio mucho gusto, pues me doy cuenta de la gran cantidad de cosas que uno ignora como papá primerizo y, además, me siento orgullosa de que, aún en las peores condiciones físicas, Feli tuvo la fuerza de voluntad para seguir adelante  influir y ayudar a los que lo rodeaban, y poner un granito de arena para mejorar el mundo en el que le tocó vivir. 

Creo que Feli fue un gran ejemplo para muchos, los doctores con los que trabajó; sus internos y residentes en el Seguro Social; sus pacientes y sus familias; sus amigos y, sobre todo, para nosotros, su familia. Me queda claro que todos hemos aprendido algo de su lucha y de la forma en la que quiso vivir su enfermedad, así es que los invito a conocer su historia y aprovechar los conocimientos que nos quiso compartir a todos los papás primerizos. 

Actualmente su página de internet Pediatra Online sigue funcionando y sus libros se encuentran a la venta, así es que si hay alguien interesado en adquirirlos pónganse en contacto conmigo.

La mamá de Nicolás


4 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas gracias x compartir la historia de mi papá y por tus lindas palabras; espero que te sea de mucha ayuda la guía práctica

Anónimo dijo...

cousin...desafortunadamente la pag de mi pa ya no sigue funcionando por cuestiones de falta de tiempo...pero bueno!! grax x acordarte de el y me gusta q aunq ya no esté aquí pueda seguir siendo de ayuda!!
te quiero!!!
cualquier cosa nos avisas!!!
estamos esperando la llegada de Nicolás!!

Anónimo dijo...

Hola.
Buscando información del dr. Luna Sánchez, llegué a su blog.
No sabía que hubiera escrito libros y me siento muy sensibilizada ante la historia de este hombre, quien dedicó sus últimos esfuerzos al ejercicio de su profesión y en pocas palabras; Ayudar.
Preguntaré en las librerías de la Ciudad de México, hasta que pueda hacerme de un ejemplar de cada título.
Gracias por su texto.

La mamá de Nicolás dijo...

Me encanta conocer personas a las que, de alguna manera, la vida de mi querido tío tocó.

Si te interesa tener sus libros, yo puedo enviártelos a México cuando gustes...también están por allá algunos hermanos del Dr. que pueden proporcionártelos, si te interesa contactame en el correo electrónico lamamadenicolas@hotmail.com ;)