miércoles, 16 de marzo de 2011

Lesiones en la cabeza



En la última entrada del blog (sobre prevención de accidentes, les mencioné que en una ocasión (cuando tenía alrededor de 5 años) pensé que era buena idea "escalar" un librero que no contenía libros... por obvias razones (que a los 5 años no consideras) el mueble no soportó mi peso por lo que, irremebiablemente, caí hacia atrás con todo y librero. Afortunadamente aterricé en un sofá, pero no me libré de que el mueble me cayera en la cabeza y me descalabrara (quedé como alcancía).

Recuerdo perfectamente ese día, estaba en casa de mis abuelos en una comida familiar, jugando con dos de mis primas (una de ellas es la madrina de Nicolás), la más pequeña quedó debajo del mueble (en el espacio que quedó gracias a que caí en un sofá) y la otra salió corriendo a pedir ayuda. Para mi suerte y la de mis papás, mi tío Feli (sí, el que era pediatra) estaba ahí para ayudarme, controló la hemorragia con una toalla (me acuerdo que casi me traumo porque mi vestido quedó rojo de tanta sangre jejeje) y nos acompañó al hospital más cercano. 

Tuvieron que darme varias puntadas para cerrar la herida, no permitieron que mis papás me acompañarán mientras lo hacían, pero gracias a que el tío Feli era pediatra él si pudo acompañarme (de lo que más me acuerdo es de la enorme aguja que usaron para anestesiarme), por lo que estuve más tranquila en el procedimiento.

Justo después de escribir esa entrada pensé en lo asustados que debieron estar mis papás y lo "aliviados" que pudieron haber estado porque el tío Feli estaba presente. Pero no todos tenemos un tío Feli en la familia, por lo que me puse a investigar sobre el tema y encontré este pequeño documento sobre qué hacer en caso de lesiones en la cabeza, elaborado por Seattle Children´s que supongo que puede ser de utilidad en caso de algún accidente, se los comparto:

Lesiones en cabeza                                                                                                   


Esperando que nunca tengan que pasar por esta situación, se despide La Mamá de Nicolás.

Recuerda que tu comentario en esta entrada, te hace partícipe del Giveaway del Mes de la Seguridad.

 

2 comentarios:

Laura Vázquez dijo...

Debemos estar muy concientes que un golpe en la cabeza puede dejar secuelas importantes en nuestros hijos, no es un simple raspón. Como lo dice el documento que nos compartes, es necesario vigilarlo y llevarlo a revisión ante cualquier duda de la mamá o signo extraño del niño. Más vale que digan que somos exageradas a después lamentarnos por no haber actuado a tiempo. Saludos.
Laura Vázquez (lavc79@hotmail.com)

Virgini@ dijo...

Me alegro k todo haya kedado en un susto, aun k de los gordos...
Tiemblo kon los mios, son unos pekes muy muy lokos...
Esperamos no tengamos k recurrir nunca a esto, pero está muy bien saberlo...
Muchas gracias wapa !!!
Desearte un buen finde :D