lunes, 6 de diciembre de 2010

Sobre la felicidad



Este fin de semana una de mis mejores amigas se casó, fui muy afortunada de compartir y celebrar con ella la felicidad de su unión matrimonial, lo cual me inspiró a escribir esta entrada. El 17 de julio del 2005 escribí lo siguiente en un mantelito de papel:

"Cerrar los ojos y disfrutar, no dejar que nada se nos escape; sentir la música, los olores, los colores y las formas. Dejar transportarnos por los segundos que se acumulan en nuestros cuerpos recién despiertos, dejar que los sabores y el conjunto de cosas maravillosas que hoy han decidido confluir ante nosotros nos sorprenda y nos dé nuevas experiencias para la maleta de recuerdos. Dejar que nos llene la sonrisa de buenas vibras, aire fresco, resplandor y ganas de no dejar de sonreir. Que salgan los sentimientos a jugar con la brisa y las gotas de lluvia que se dejan caer del cielo; que salgan a experimentar con nuestros futuros, con este presente que se avalanza sobre nosotros cubirendo cada rincón. No dejar de sentir la vida en cada célula y cada instante que el tiempo nos regala. Que no se nos escape la enseñanza del día con el sol, que se guarde en nuestra memoria todo lo que queremos, lo que nos ha traído hoy hasta aquí;  no dejar de caminar y seguir luchando por las pequeñas cosas que mantienen a nuestro mundo andando, a nuestros sueños funcionando."

Ese día, en un viaje de fin de semana a San Miguel de Allende, me dí cuenta de que pasaría el resto de mi vida con el hombre que me acompañaba... hoy hemos pasado juntos casi 6 años, hemos vivido juntos 4 y tenemos 3 años de casados. 

Hoy pensé en escribir sobre la felicidad y creo que esto lo engloba todo... pequeños instantes que hacen que nuestra vida brille y se llene de alegría; por supuesto, la felicidad no es constante ni eterna, se construye a cada momento con los detalles especiales de nuestras vidas que vamos atesorando; la felicidad no es única y no es algo que se alcance de pronto, es múltiple y diversa, va y viene, es especial y diferente en cada ocasión y para cada persona, por eso es importante descubrir los detalles que nos llenan y que nos ayudan a construir nuestra felicidad a diario.

Feliz, se despide La Mamá de Nicolás.

4 comentarios:

Zary dijo...

Me encanta tu definición de felicidad!!!La comparto totalmente ;)

El Papá de Nicolás dijo...

te amoooo !!!!!!

CuriosiJaz dijo...

Ayer te leí y no te comente, lo único que paso por mi mente es que eres genial y que tu "alma" es grandiosa, llena de amor y de buenos sentimientos. Todos tenemos ideas diferentes sobre la felicidad y sobre otros temas, pero comparto tus ideas. Nuevamente gracias por compartir, eres talentosa, hasta poemas podrías escribir.
Un beso.

La mamá de Nicolás dijo...

Jaz, eres un amor, gracias por tus palabras tan lindas. Te mando un abrazo apretado desde Querétaro ;)