lunes, 4 de junio de 2012

Aprendiendo a ir al baño



Ya desde hace mucho les había platicado que en casa nos preparábamos para cuando llegara el momento de aprender a ir al baño... compramos libros y pelis para que Nicolás se fuera familiarizando, le enseñamos a decir pipí y popó, compramos un bañito (o nica como le dicen en México) y lo pusimos en el baño junto al excusado, empezamos a decirle a Nicolás que ya casi era un niño grande y que pronto iríamos a comprarle unos "chones" (calzones) para que aprendiera a ir al baño.

Y después de algunos meses, el momento llegó; un viernes en la guardería (eso fue hace un par de semanas), su maestra me avisó que ya comenzaría el entrenamiento para el control de esfínteres, así es que a partir de la siguiente semana tenía que enviarle más cambios a mi pequeño, incluyendo un par de calzoncitos y unos zapatos a prueba de accidentes. Ese fin de semana fuimos al super y e compramos sus chones a Nico y, además, un par de crocks que han resultado muy prácticos para los accidentes.

La primer semana hubo un par de accidentes en la guardería pero, en general, siempre nos decían que mi pequeño lo estaba haciendo muy bien. En casa la cosa era diferente, en un principio Nicolás se negó rotundamente a sentarse en el bañito y toda la tarde me la pasaba limpiando el piso (y en una ocasión el sillón), así es que después de un par de días, se lo comenté a la directora de su escuelita quien me recomendó que no recalcara mucho el hecho de "vamos a sentarnos en el bañito" y que en su lugar le dijera a Nicolás que hiciera algo que le gustara mientras se sentaba ahí... funcionó de maravilla!!! simplemente con llevar un libro que le gustara Nicolás accedió a sentarse con alegría.

La primer prueba estaba superada, ahora el siguiente paso era que hiciera mientras estuviera sentado!!! jajaja, sé que suena gracioso, pero han pasado muuuuuchos días en los que nos sentamos cada hora y media o dos, esperamos 10 o 15 minutos y nada de nada, pero a los 2 minutos que le subo los chones a Nico él decide que es un buen momento para hacer pipí ppppffffff. Hasta la semana pasada solamente logré dos veces que hiciera pipí y una vez popó dentro de la nica.

Después de lavar cantidades industriales de ropa sucia y trapear el piso 3 veces por tarde decidí 8muy a pesar de lo que aconsejan) que le pondría pull-ups a mi chamaco, porque en verdad estaba fatigada... la cosa siguió más o menos igual, por supesto Nicolás se da cuenta de que lo que trae puesto es un pañal, pero le ayuda mucho que todos los días en la guardería traiga puestos sus chones y vaya al baño con sus compañeritos. 

Y aunque algunas mamás crerían que mi técnica fracasaría hoy, en dos ocasiones, Nicolás me ha avisado que quiere ir al baño y ha usado su bañito sin ensuciar el pañal entrenador. Estoy conteta, pues otras mamás ya me habían dicho que Nicolás un día solito me avisaría (después de semanas de hacer por todos lados sin importarle el tiradero). 

Aún no canto victoria, pues sé que aveces hay rachas buenas y otras no tanto, pero para mi ha sido otro logro junto a mi pequeño. Ya más adelante les contaré cómo sigue el proceso.

Aprendiendo junto con su chiquillo, se despide La Mamá de Nicolás.


1 comentario:

Lianxio G G dijo...

Nosotros llevamos 10 días con el tema, y ha sido mas fácil de lo que yo esperaba, aunque aun hay escapes de caca, los pipis están dominados. Pero mi nene tiene 3 años, como no hablaba no podíamos hacerlo antes.

Nicolas es un Campeón!!