lunes, 21 de noviembre de 2011

Recuento del fin de semana



Estos últimos días han sido muy lindos. Mi fin de semana comenzó desde el jueves pasado, pues fue mi cuarto aniversario de casada con el papá de Nicolás y nos fuimos a festejar a un lindo restaurante francés de la ciudad, mientras Nicolás se divertía en casa de sus abuelos (los papás de su papá). 

El viernes fui a dar clases y saimos temprano, por lo que decidimos salir a comer fuera de casa y aprovechar para ir a visitar algunas tiendas, pues con eso del "Buen fin" (una iniciativa del gobierno mexicano para reactivar la economía, en el que todas las tiendas hicieron rebajas y descuentos) queríamos aprovechar las promociones, lo que en realidad no valió mucho la pena porque los descuentos eran ridículos en muchos negocios.

El sábado por la mañana Nicolás y su papá me llevaron a un hermoso SPA en el que recibí una sesión de vapor, hidroterapia y un masaje delicioso (fue el regalo de aniversario de mi maridin)... uuuffff no saben cómo lo disfruté. Por la tarde fuimos a comer alitas y hamburguesas y después el papá de Nicolás se lanzó al estadio Corregidora para ver el primer juego de liguilla de los Gallos contra las Chivas de Guadalajara. Mientras tanto, Nicolás y yo nos quedamos a convivir con los abuelos que, afortunadamente para mi esposo, viven convenientemente cerca del Estadio. Estuvimos hasta las 11:00 de la noche con los abuelos y después regresamos a casita para descansar.

Ayer (domingo) decidimos salir a pasear de nuevo, así es que fuimos a buscar algunas cosas que nos hacían falta: un recipiente para guardar la ropa que ya no le queda a mi pequeño, un mueble para guardar sus juguetes, algunas cosas que yo necesitaba para mis manualidades, mis lentes nuevos, ¡ah! y un triciclo para nuestro muchachito (desde hace tiempo tenía ganas de comprrle uno). Finalmente encontramos todo menos el mueble para los juguetes. Después de tanto fructífero paseo nos fuimos a comer mariscos (mmmmm) y regresamos a casa como a las 7:00 p.m. Por la noche aproveché para hacer algo de limpieza a mi baúl de los recuerdos y tiré más de la mitad de las cosas que guardaba desde la secundaria.

Hoy decidimos quedarnos en casita (para los que no viven en México, el 20 de noviembre se celebró el aniversario de la revolución y hoy es día de asueto). Así es que he estado adelantando más cositas para el bazar navideño que haré el próximo fin de semana con mis primas. En cuanto tenga terminadas más cosas se las presumiré.

En fin, todavía me queda un poco más de medio día para disfrutar y hacer un montón de cosas, así es que me retiro.

Aprovechando los días de descanso, se despide La Mamá de Nicolás.

1 comentario:

Virgini@ dijo...

A disfrutar wapa !!!