miércoles, 2 de febrero de 2011

¿Qué onda con la guardería?



Hoy en día, el tema de las guarderías es muy común entre las mamás que navegamos en la red (y las que no navegan, supongo). Las nuevas pautas sociales nos han llevado a recurrir a estas instituciones, ya sea por necesidad o por elección propia. En muchas ocasiones he leído o participado en conversaciones en las que varias mamis discuten sobre llevar o no a sus pequeños a la guardería, así es que decidí escribir una entrada al respecto.

En mi caso, la decisión de llevar a Nicolás a la guardería tuvo que ver, en primer lugar, con el hecho de que tenía (y quería) regresar a dar clases y, en segundo lugar, porque no había quien pudiera cuidarlo mientras trabajaba (las dos abuelas de Nicolás trabajan y tienen varias ocupaciones). Al principio la decisión fue muy difícil de tomar, pues en mi mente lo correcto era imaginar que una mamá tenía que estar al lado de su bebé TODO el tiempo en los primeros años (mi mamá siempre estuvo presente y no tenía que trabajar, por lo que ese era mi modelo); por otro lado pensaba que sería muy difícil separarme de mi bebé para dejarlo al cuidado de otras personas.

Después de investigar un poco y pensar seriamente sobre el asunto, llegué a la conclusión de que llevaría a Nicolás a la guardería, pero ¿cómo llegué a esta conclusión?... pues tuve que analizar los pros y contras de esta decisión, tomando en cuenta las necesidades de mi pequeño, las mías y las del papá de Nicolás (no hay que olvidarnos de los papis). Les comparto algunas de las reflexiones que tuve al respecto:

PROS
Para Nicolás
  • Asistir a la guardería apoya a los pequeños a desarrollar habilidades de socialización desde pequeños, conviven con otros bebés, aprenden a compartir y ciertas normas sociales que en otro ambiente son difíciles de obtener.
  • Dependiendo de la guardería, los pequeños pueden recibir la estimulación necesaria para desarrollarse adecuadamente (motiz, intelectual y socialmente).
  • En general, la asistencia a la guardería, prepara a los pequeños para asistir a la escuela, haciendo esta transición menos difícil.
  • Motiva a los pequeños a jugar y aprender en un lugar seguro y en un ambiente propicio para ello.
Para mí y su papá
  • La posibilidad de que yo trabajara ayudaría al ingreso familiar y a contar con los recursos necesarios para brindarle a Nicolás atención médica, alimento, etc. (y por qué no, a tener un dinerito extra para salir de paseo y comprar otras cositas).
  • Yo tendría la posibilidad de desarrollarme profesional y personalmente, haciendo lo que me gusta. En mi caso la posibilidad de ser docente es una gran ventaja, pues mis horarios de trabajo son reducidos, puedo adaptarlos a mis necesidades y tengo las mismas vacaciones que los chicos.
  • El papá de Nicolás no estaría tan presionado por ser el único responsable de proveer lo necesario a la familia.

CONTRAS
Para Nicolás
  • Es muy común que los pequeños que asisten a guardería se enfermen con frecuencia, pues se exponen a algunos agentes infecciosos al estar en contacto con más bebés (por esta razón es muy importante tener al día la cartilla de vacunación de tu nene o nena).
  • En muchos casos existe el temor de que el pequeño no se acostumbre al nuevo ambiente y a las personas que lo cuidarán y que no conoce (la realidad fue que Nicolás se adaptó rápidamente).

Para mí y su papá
  • Para empezar siempre está el temor de no estar TODO el tiempo con tu pequeño, lo que te hace dudar de muchas cosas, como si estará bien vigilado, lo cuidarán con amor, lo atenderán de acuerdo a tus estándares, si te va a extrañar, si va a estar bien etc. En fin creo que esta es la parte más dura al momento de tomar una decisión.
  • Yo siempre pensé que lo mejor sería estar de tiempo completo en casa con mi bebé (hoy me doy cuenta de que necesito tener otras actividades para desarrollarme y distraerme y se vale)
  • Habría que tener un presupuesto designado a los gastos para la guardería, pues habíamos decidido que de llevar a Nico a la guardería, ésta debería ser privada.

Finalmente Nicolás va a la guardería desde que tenía 2 meses y hasta ahora no nos hemos arrepentido, el lugar al que lo llevamos es lindo, las personas que lo cuidan lo quieren mucho y lo tratan excelente (lo que nos da mucha confianza), vemos que Nico se desenvuelve muy bien con otras personas y que ha aprendido mucho pues le enseñan muchas cosas y lo estimulan; así es que estamos tranquilos y contentos.

Por último les comparto algunos consejitos que creo que les pueden ayudar a elegir una guardería:

TIPS PARA ELEGIR GUARDERÍA
  • Una buena guardería no se conforma con cuidar a tu bebé (darle de comer, cambiarle el pañal), sino que se preocupa en ofrecer un ambiente educativo y estimulante para que el pequeño juegue y aprenda.
  • Para asegurar la salud y seguridad de los pequeños debe tener permiso para funcionar y estar regulada por las autoridades pertinentes, por lo que debes asegurarte de que así sea.
  • Lo ideal es tomarse por lo menos 3 meses para decidir a qué guardería enviar a tu bebé y visitar varios centros para poder elegir.
  • Pídele a familiares o amigos cercanos que te recomienden estancias a donde pudieras llevar a tu pequeño, o bien, que te digan a qué lugares es mejor no ir.
  • Es MUY importante que visites personalmente el establecimiento al que llevaras a tu bebé y pedir que te dejen ver las instalaciones (en muchos casos se prefiere que los padres no estén dentro de la guardería para evitar el desorden y mantener seguro e higiénico el lugar; sin embargo DEBEN permitirte entrar si lo solicitas). Así como lo sugerí en mi entrada para elegir escuela, lo ideal sería que visitaras la guardería cuando está en funcionamiento para que puedas ver el ambiente y cómo trabajan.
  • Pregúntate lo siguiente:
    • ¿El personal es cariñoso y amigable?
    • ¿Le hablan a los pequeños con afecto y respeto y los escuchan con interés?
    • ¿Tratan bien a los niños - nunca les gritan, no les pegan ni los tratan mal? ¿los niños se ven felices?
    • ¿Están los niños supervisados en todo momento, tanto en el interior como en el exterior del centro?
    • ¿Hay muchos juguetes y equipos (bloques, rompecabezas, libros, arcilla, instrumentos musicales) y actividades que ayuden a los niños a desarrollarse y a aprender? ¿están en buenas condiciones?
  • Averigua bien los horarios de atención y analiza si se ajustan a tus necesidades (no todos los centros atienden los fines de semana).
  • Pregunta cuáles son los costos y si debes llevar tus propios suministros para el bebé (pañales, toallitas, comida, etc.). Pregunta si cuentan con el equipo necesario para mantener frescos los alimentos (la leche materna por ejemplo) y para prepararlos y/o calentarlos si es necesario. (En mi caso prefiero llevar yo misma los suministros).
  • Otro punto MUY importante, pregunta las licencias de las personas que atenderán a tu bebé, con esto me refiero a que preguntes su profesión (lo ideal es que sean licenciadas en educación, psicólogas educativas, especialistas en estimulación temprana, pedagogas, etc.) y cuál ha sido su experiencia en el cuidado de bebés. Pregunta cuántos pequeños atiende cada persona y si están capacitados en primeros auxilios.
  • Habla con el director de la guardería y con una o dos personas que estarán a cargo de tu bebé. Si es posible platica con otros papás para que te den sus opiniones sobre el centro.
  • La guardería debe cumplir con medidas de seguridad básicas: rejas en ventanas y zonas peligrosas como escaleras, piscinas, etc.; botiquín de emergencias, extintores, salidas de emergencia, etc.
  • Y finalmente asegúrate de que el lugar te genere confianza y sientas que tu bebé estará en un ambiente bonito y amigable.

Como de costumbre, espero que esta información les ayude a algunas mamis a decidir si llevar o no a sus pequeños a la guardería, y a las que decidan que lo llevarán les apoye a elegir el lugar adecuado.

Esperando que todo salga bien, se despide La Mamá de Nicolás.

3 comentarios:

CuriosiJaz dijo...

Gracias, la mayoría de esos puntos los aplique ahora que estuve buscando el maternal para Leo, me ayudaron tus tips para buscar escuela (incluso lo comento en la entrada de mi blog), muchas gracias por tu preocupación y tiempo para estos súper buenos tips. Te mando un beso.

Sandra dijo...

Muy interesante todo lo que planteas sobre las guarderías. Cuando oyes que hay niños "aparcados" en ellas da mucha pena. Un saludo
Sandra

Virgini@ dijo...

Ayer mismo publiké yo: La guardería, haciendo valance y el nuestro muy muy positivo, si k es verdad k los nenes se enfrentan a miles de virus, pero tmb es verdad k les servirá para reforzar las defensas...
No creo k por dejar a mis hijos, les esté abandonando, o dejarles abandonados, me he preocupado de buscar un lugar bonito, comodo, donde se sienten la mar de agusto... y si no k les digan a mis pekes, k les kitan la guardería... sin duda se llevarían un disgustillo, y eso es lo k a mí me vale, están contentos y felices !!!
Un saludo Mamá de Nicolas !!!