lunes, 28 de febrero de 2011

Fin de semana cumpleañero



La semana pasada fue mi cumpleaños... ese día Nicolás y yo fuimos a desayunar con su abuelo (el papá de su mamá) y el resto del día estuvimos en casa pues tenía muchas cosas que hacer (terminar el proyecto de investigación, preparar mis clases del viernes, en fin). 



Pues bien, este fin de semana el Papá de Nicolás se lució y me sorprendió con un fin de semana de retiro en un hotel boutique del centro de Querétaro. El sábado por la tarde, una vez que salí de la maestría, comimos y fuimos a dejar a Nicolás con sus abuelos (los papás de su papá), el Papá de Nicolás y yo hicimos "check in" en el Hotel & SPA Doña Urraca, ubicado en la calle 5 de mayo, en verdad fue una experiencia maravillosa, disfruté mucho este fin de semana cumpleañero.



Las instalaciones del Hotel son hermosas y nuestra habitación (que fue la habitación "Perico") no se quedó atrás; con una bonita vista a la alberca, excelente decoración, un baño super equipado y lindas amenidades, no tuvimos ni que salir del cuarto para disfrutar el fin de semana de relax, nos llevaron un cóctel de bienvenida y más tarde pedimos room service, así es que no moví ni un dedo jejeje.



El paquete que eligió mi maridin incluía dos masajes en el SPA, por ser mi cumpleaños el Papá de Nicolás me cedió su lugar, así es que me tocó doble masaje, uno sueco el sábado por la tarde y uno holístico el domingo por la mañana... DE-LI-CIO-SOS, no saben lo bien que me cayó que me consitieran en el SPA, que por cierto está padrísimo pues se encuentra en el último piso del hotel por lo que tiene una bella vista y además cuenta con una sala de espera con amenidades, estética, tina de hidromasaje, sauna, baños y vestidores, y los cubículos de masaje.



Además de los ricos masajitos, también teníamos incluído el desayuno; así es que el domingo por la mañana, después de recibir mi masaje y darme un buen baño en la tina de la habitación, bajamos al comedor del hotel a disfrutar del buffet. Yo desayuné un plato de fruta con yogurth y miel de abeja, jugo de naranja con toronja, un plato de barbacoa con tortillas recién hechas y mi buena taza de café y pan dulce; el Papá de Nicolás (que no podía desaprovechar la oportunidad) desyunó un plato de menudo, un omelette de champiñones, barbacoa y pan dulce jejeje. Muy rica la comida y el ambiente excelente.

Como siempre llevo mi cámara a todos lados les compartó algunas fotos que tomé durante mi estancia:








































Y como todo lo bueno termina en algún momento a la una de la tarde tuvimos que hacer check out... pero honestamente ya extrañaba un poco a Nicolás, así es que estuve muy feliz de ir por él a casa de sus abuelos jajajaja. Para cerrar con broche de oro el fin de semana comí en Chilis con mi maridito, Nicolás, mi mamá, mi hermano y mis suegros, así es que no me puedo quejar de nada, soy una mamá muy consentida.

Feliz y agradecida por todo lo que tiene, se despide La Mamá de Nicolás.


3 comentarios:

Zary dijo...

Te felicito (otra vez) y, definitivamente que envidia de regalo!!! Voy a hacer que mi esposo lea tu entrada a ver si me regala lo mismo en mi cumple!!!

La mamá de Nicolás dijo...

Jejejeje muchas gracias!!!!

La verdad es que mi esposito se sacó un 10 con estrellita (como diría mi mamá), espero que cuando sea tu cumple tu esposo también se saque el 10 con estrellita jajaja.

Virgini@ dijo...

Muchas muchas felicidades !!!
Menudo regalazo...