lunes, 12 de abril de 2010

Haciéndole al bordado



Hace como dos semanas, una de las bisabuelas de Nicolás le regaló un lindo cuadrito de un bebé en punto de cruz con su nombre y toda la cosa (que por cierto debo llevar a enmarcar pronto). El chiste es que, como rayo divino, me llegó la inspiración (y supongo que el instinto maternal) y que me lanzo a la mercería más cercana a surtirme de los materiales necesarios para bordarle algo bonito a Nicolás.

No sé si ustedes lo saben pero de chavita era yo una caja de monerías (y muy modesta también, jajaja) y entre las muchas curiosidades que hacía estaba el bordado en punto de cruz (puesto que el arte de tejer nomás nunca se me dió), pero yo creo que desde hace más de 10 años que no lo hacía, pero ahora que seré mamá se me ocurrió que era una bonita idea retomar el hobbie y hacer algo bonito para la posteridad. Recuerdo que mi mamá alguna vez me bordó mi primer botita navideña y eso si que fue una gran hazaña (lo siento má, pero seamos sinceros, no eres de esas personitas a las que se les da la onda de las manualidades), así es que no me podía quedar atrás.

Total que después de pensar muy seriamente qué haría y a falta de un kit de baño para Nicolás, decidí comprar un juego de toallitas y bordarles unos coquetos ositos nadadores (si lo sé, soy terriblemente cursi) yyyy después de una semana (y cachito) por fin las terminé !!!, así es que les quisé compartir el resultado, por aquí les dejo algunas fotitos. 






Y ahora que terminé y ya tarigo vuelo pues tendré que pensar qué es lo que haré para el siguiente bordado. 

Saludos a todas las mamás hacendosas que gustan de los hobbies de antaño. La mamá de Nicolás


1 comentario:

Ysabel dijo...

Hola!!! he visto este bordado de toalla y me ha encantado.. me gustaria bordarselo a un sobrino que estar por nacer.. Me podrias enviar el grafico por favor o decirme donde lo podria conseguir.. Gracias mil, Maria Mi correo es: mavargas1969@gmail.com