lunes, 15 de agosto de 2011

La visita al Zoológico



Este fin de semana aprovechamos que el papá de Nicolás no tenía que asistir a su diplomado para ir a la Ciudad de México. El sábado llegamos a casa de los bisabuelos de Nicolás (los papás de la mamá de su mamá), fuimos a comer con ellos y pasamos la tarde juntos viendo el football (para alegría del papá de Nicolás).

El domingo decidimos llevar a Nicolás al Zoológico de Chapultepec. Para los que no sepan qué es Chapultepec (que significa "Cerro del Chapulín" en nahuatl), es un parque urbano que se encuentra en el centro del Distrito Federal, incluye un lindo bosque/parque, el famoso "Lago", el Zoológico, El Castillo y muchos, pero muchos museos y centros culturales (el Museo de Antropologia e Historia, el de Arte Moderno, el Rufino Tamayo, el de Tecnología, el Papalote Museo del Niño, el Auditorio Nacional, La Feria, etc.) 

Hace como 15 años que no iba... y sigue siendo una actividad "dominguera" por excelencia para los habitantes de la ciudad aunque, honestamente, para mi sigue siendo un reto convivir entre la multitud, porque de verdad que va MUCHÍSIMA gente de visita. Definitivamente vale la pena ir entre semana.

Pero bueno, nosotros solamente visitamos el zoológico. Como les decía hace como 15 años que no íbamos y sigue estando muy bonito desde su remodelación, que me parece que se hizo en 1994. Los animales hermosos, pudimos ver casi a todos aunque algunos estaban descansando o estaban muy lejos y no pudimos verlos bien. Desafortunadamente el hecho de que hubiera TANTA gente no permitió que vieramos con detenimiento a los animales y llevar a Nicolás en su carriola (se acuerdan??? la marca Infanti que compré para nuestro viaje a Huatulco) fue realmente difícil, la mayor parte del tiempo tuvimos que cargarlo.

En fin, en general la experiencia fue buena porque Nicolás se emocionaba mucho viendo a los animales, "ladraba" cada vez que veía algo similar a un perro, "gruñía" cada vez que encontraba algo similar a un tigre y hacía ruidos de chango jajaja, nos decepcionó un poco que no hubiera elefantes porque es uno de los animales preferidos de Nicolás. También descubrimos que a Nicolás no le gustan las víboras, porque se la pasaba haciéndoles gestos y alejándose de las vitrinas.

Aquí les comparto algunas de las fotos de nuestra visita.



La verdad es que esto de visitar el zoológico puede ser una linda experiencia, pero la próxima vez intentaremos ir un día en el que no haya tanta gente.

Feliz con la experiencia, se despide La Mamá de Nicolás.

7 comentarios:

Mujer y Mamá dijo...

Que lindo paseo. Tu Nicolás lo disfrutó, hasta entabló ciertas conversaciones con los dueños de casa, jeje.
Buenas fotos.
Siempre he querido saber quienes son las personas que muestran las fechas.
Son los tuyos? o es un programa? Está buenísimo.
Saludos.

La mamá de Nicolás dijo...

Jejeje, en verdad fue un lindo paseo, me encanta hacerlo y espero poder hacerlo más seguido.

En cuanto a las personitas de las fechas es una aplicación que obtuve del blog de un amigo ;)

Saludos

raquel dijo...

menudo zoo !!! parece enoorme. Nico se lo habrá pasado genial.
Qué bien!!!
un abrazo

Yad Loyola dijo...

A mi también me encantan los elefantes, tengo entendido que se lo llevaron a Zacango, ya que el otro elefante murió de viejito y el que quedaba se puso muy triste, por eso ya no hay…

Los viernes por la mañana cuando hay ciclo escolar casi no hay gente, bueno sólo muchas niños con sus escuelas pero es más tranquilo… Aprovecha el invierno ya que por la mañana (antes de medio día) y en el fresco los animales salen y están más activos…

A mi Natalia lo que más le gusto fueron los Lemures :D

Saludo…

Bere dijo...

A mí también me encanta ir al zoológico, y mi pequeñin igual :D

Por cierto, que hace unos años, fui al zoológico que está rumbo a Bernal, Wameru o algo así se llama, es más pequeño, pero para los niños está bien (además creo que te queda más cerca), el costo no lo recuerdo, aunque creo que era un poco más caro que otros que he visitado (pero igual, no me creas, fui hace como 5 años). También el zoológico de León y de Morelia merecen la visita.

Saludos!!

Edna dijo...

Gracias por compartirnos!! Me han dado unas ganas inmensas de ir al zoo mañana mismo =)

NUTRICAMPEONES dijo...

wow! lindísima experiencia, más días como ese, abrazos!