lunes, 22 de agosto de 2011

La vida sigue



Este semestre comienzo una nueva etapa laboral. Impartiré clases en dos instituciones (lo que equivale a 3 materias diferentes). Los horarios no han quedado como me hubiera gustado, así es que iré todos los días a clases.

Lo anterior implica que tendremos un poco más de ingresos y podremos ahorrar para que en unos años Nicolás tenga un hermanito o hermanita y también implica que mi pequeño muchachito tendrá que ir todos los días a la guardería (aunque en realidad no son muchas horas al día).

Así es la cosa, hoy en día hay este tipo de decisiones se presentan en el camino y hay que elegir lo mejor para la familia (ya no podemos darnos el lujo de que sólo el papá de Nicolás trabaje), la vida sigue y aunque me gustaría estar todo el tiempo con Nicolás, también sé que las horas de trabajo nos pueden brindar un futuro como el que hemos planeado. Por lo tanto, pienso que lo mejor es hacer las cosas con gusto y enfocarnos en lo que queremos lograr con toda la buena vibra.

Me alegra saber que a Nico lo tratan muy bien en la guardería, que convive con otros pequeñuelos, que aprende cosas nuevas y que a él le gusta ir. Espero que ahora que esté en edad de ir al preescolar el cambio no sea tan difícil y que podamos costear el pago del Montessori que tengo en mente para que asista Nicolás.

Hoy comenzamos y espero que todo resulte como lo esperamos, ya les estaré platicando.

A la expectativa, se despide La Mamá de Nicolás.

3 comentarios:

Edna dijo...

Mucho éxito en tus clases! Estoy segura que todo marchara muy bien y sobre todo que Nico disfrutara con sus amiguitos de la guarde!!
Un besito

Adriana dijo...

Pues adelante y que todo salga bien. A veces tomar estas desiciones cuesta trabajo pero en un futuro las recompensas habrán valido el sacrificio. Saludos!

Zary dijo...

La mejor de las suertes en esta nueva etapa!!! Un abrazo y estaré muy pendiente de como te les va!