jueves, 8 de septiembre de 2011

Sobre la disciplina



Ayer por la tarde estaba preparando una de mis clases y estuve leyendo un documento muy interesante sobre la manera en la que la familia interviene como agente socializador de los pequeños, es decir, como mediador entre el chiquito y la sociedad. Entre otros temas el autor mencionaba brevemente algunos aspectos de las formas en que los padres disciplinan a sus hijos según P.A. MILLER y Otros (1995), me pareció muy interesante este análisis de las técnicas de crianza por lo que les quiero compartir esta información:

  • Inducciones: se refiere al uso del razonamiento por parte de los padres cuando sus pequeños presentan conductas inaceptables. En estos casos los papás indican a sus hijos las consecuencias de sus conductas invitándolos a pensar en ellas. Este tipo de técnica fomenta la conducta prosocial de los pequeños ayudando al desarrollo de la empatía, la simpatía y la adopción de diferentes perspectivas.
  • Afirmación de poder: se presenta cuando los padres hacen un uso real o "amenazado" de fuerza y/o castigo para que sus hijos se comporten de acuerdo a los deseos paternos. El uso de esta técnica implica ejercer una presión externa sobre el pequeño para obtener una conducta prosocial y afrimando el poder de los adultos. Se ha confirmado en muchas ocasiones que su uso exagerado tiene efectos perjudiciales en los niños impidiendo la interorización de valores y normas (el niño actúa por obediencia y miedo y no por convicción).
  • Retirada del cariño: se trata de aquellos casos en los que la manera en que se fomenta la disciplina se hace de manera directa a través del enfado, la desaprobación, la decepción y la "retirada de cariño" hacia el pequeño cuando ha actuado de una manera no deseada. Normalmente se acompaña del mensaje (explícito o implícito) de que el cariño hacia el niño no regresará a menos de que modifique su comportamiento (es decir castigándolo simbólicamente). Esta técnica suele estar acompañada de rechazo y/o aislamiento del chiquito, o que sus padres lo ignoren.
  • Calidez y afecto: los padres que tienden a ser más sensibles buscan ser cálidos y afectuosos con sus pequeños, se interesan en sus necesidades y se muestran entusiastas cuando sus hijos presentan una conducta deseada (reconocen lo positivo más que castigar lo negativo). Esta técnica está relacionada con el desarrollo y potenciación de la conducta prosocial ya que los padres responden afectuosamente a los sentimientos del pequeño cuando tiene angustia o se encuentra en una situación difícil, permitiendo que el niño aprenda a expresar sus sentimientos y a buscar soluciones en conjunto con sus padres.

Pues bien, ahí tienen un breve resumen del tema, ¿ustedes qué técnicas utilizan? ¿cómo les han funcionado? ¿cuál creen que sea la mejor opción? Dado que los padres no nacemos sabiendo todo, creo que vale la pena detenernos a reflexionar y aprender juntos cómo criar a nuestros pequeños buscando siempre su bienestar, motivándolos a ser autónomos y libres y haciéndoles saber cuánto los queremos. Nunca está de más cuestionar la manera en la que hacemos las cosas y mejorarlas, me encantaría que compartieran sus opiniones.

Reflexionando sobre la disciplina, se despide La Mamá de Nicolás.

MILLER, P.A. y OTROS (1995): «El desarrollo y la socialización de la conducta prosocial», en HINDE, R.A. y GROEBE, J.O.: Cooperación y conducta social. Ed. Visor. Madrid.

3 comentarios:

Edna dijo...

Super interesante; creo que lo óptimo es a través del afecto. Yo creo que sin querer he practicado de todas! Pero siempre trato de ser consciene de lo que hago y no negarle mi amor por algo mal que hizo mi chiquito....

Mujer y Mamá dijo...

Pues me doy cuenta que de haberlas practicado todas.
Inducción: Manuel, no juegues con el tenedor, fíjate que tiene puntas con las pinchas las corbatitas,te puedes pinchar la boca o un ojo.
Afirmación de poder: Manuel, ya pues párate de ahí, te paras tú o te paro yo!.
Retirada del cariño: Manuel, hijo deja de hacer eso o me voy a molestar contigo!
Calidez y afecto: Manuelito, hijo, tomaste la decisión correcta, estoy muy orgullosa de ti.
La verdad es que me han funcionado todas, mientras más controle yo mi potencial rabia, funcionan por igual, sin duda la última es la más eficiente.
Gracias por el mini test que me has aplicado.
Saludos.

Carol dijo...

Muy interesante esta clasificación. Para mi la mejor es sin duda la de calidez y afecto, la mejor para todos. En algunas ocasiones me parece muy útil la inducción.. yo soy mucho de hablarles. Y supongo que cuando un@ se enfada porque hay días y días.. pues el niño sufre una retirada de cariño aunque la intención no sea disciplinar. Pero veo esto muy diferente al "deja de hacer eso que me voy a enfadar"..