sábado, 17 de septiembre de 2011

El puente de septiembre



Como cada año en México llegó la fecha de conmemorar nuestra Independencia, cada 15 y 16 de septiembre está destinado a celebrar y como es día festivo nacional mucha gente tiene el día libre (muchos trabajan, pero se les paga el doble) y los niños no tienen que ir a la escuela (y por lo tanto, tampoco los maestros).

No sé si recuerden que el año pasado me pase todo el MEGA puente en el hospital porque tuvieron que quitarme una piedra del riñón (Ahora sí que dí el grito), este año, afortunadamente, no hubo ningún contratiempo con la salud pero decidimos no hacer nada, por lo que nos quedamos en casita a descansar.

Desde el jueves por la tarde el papá de Nicolás no tuvo que regresar a trabajar, así es que este fin de semana se nos ha hecho muuuy largo, no podemos creer que a penas sea sábado!!! Ahora si que hemos descansado, a veces es buena idea no organizar actividades y aprovechar los días libres para recuperar energía y simplemente estar un rato juntos sin hacer nada.

Ayer también estuvimos mucho tiempo en casita, solamente salimos a la plaza comercial a comer y a buscar los repuestos para el bote para pañales (los cuales no encontramos), estuvimos un rato dando la vuelta y regresamos a casita a seguir con la flojera jajaja.

Hoy Nicolás y su papá están en estos momentos en la clase de natación y pronto regresarán a casa, seguramente Nicolás tomará su acostumbrada siesta de 2 horas (siempre que termina de nadar queda fatigado y duerme mucho), así es que su papá y yo tenemos tiempo para pensar qué vamos a hacer hoy, quién sabe, a lo mejor también hoy nos quedamos encerrados, rentamos una peli, jugamos con Nicolás y quizá en algún momento de lucidez me ponga a preparar mis clases de la semana que entra jajaja.

Probablemente mañana vayamos a visitar a los bisabuelos de Nicolás (los papás de la mamá de su papá), porque la bisabuela se cayó y queremos ver cómo sigue y consentirla un poco. Así es que como ven, este año tampoco fue muy festivo que digamos, pero como está la situación en el país, no se antoja mucho ponerse a celebrar en las calles, no hay nada que celebrarle a la violencia y el relajito que se traen los narcos y el gobierno.

Disfrutando el puente, se despide La Mamá de Nicolás.

1 comentario:

rose ceron dijo...

Al igual que tú considero que es importante inculcarle a nuestros nenes el amor por su país, su historia y costumbres. Hace poco escribí un artículo sobre eso, te lo comparto para que me des tu opinión. Saludos. http://bit.ly/nw8qJU